sábado, 9 de junio de 2012

pedacitos de mis días


Durante mayo me he dedicado a hacer todas estas fotos de prueba con la Ricoh de mi padre. Mi objetivo era simplemente comprobar qué tal andaba esta cámara, que llevaba demasiados años cogiendo polvo en casa. Y bueno, la máquina funciona requetebien, como ahora veréis.
Normalmente no subiría el carrete entero, porque la verdad es que algunos enfoques y encuadres son un poco vergonzosos, pero hoy está siendo un día algo feo, y me anima mirar las fotos y acordarme de cómo, cuando, dónde y con quién hice cada una, así que por esta vez vais a tener que permitírmelo. 
Volveré con más fotos cuando acaben los exámenes :)